DIVRI - Dirección de Veteranos y Rehabilitación Inclusiva

Anécdotas, historias de vida los jueves en la DIVRI.

jueves, 14 de julio de 2022

"No fue fácil pero lo logré": el veterano que se graduó de bachiller con honores

Augusto Aponte.


Carlos Mario Ribón, soldado profesional del Ejército Nacional, un hombre que creyó en sí mismo y ahora es, un egresado del programa "héroes bachilleres" junto con otros 67 integrantes de la Fuerza Pública con alguna discapacidad.


Su figura resaltó entre los integrantes de la promoción de bachilleres, que con bastante esfuerzo lograron culminar sus estudios básicos, en medio de terapias y rehabilitaciones necesarias para salir adelante sin importar la discapacidad que les dejó el oficio de portar el uniforme de las Fuerzas Militares y de la Policía Nacional.


Aún con esa gran corpulencia, Carlos Mario Ribón no ocultó y aceptó su susto y nerviosismo al momento de leer su discurso, espacio reservado solo al mejor bachiller de la promoción, mérito adquirido por su entrega, disciplina y perseverancia en la ceremonia de graduación de los héroes veteranos, quienes gracias a las becas otorgadas por la Corporación Matamoros, lograron graduarse de bachilleres.


La ceremonia se llevó a cabo en la Dirección de Veteranos y Rehabilitación Inclusiva (DIVRI) donde en su proceso ha contado con la asistencia psicosocial, las terapias y las diversas orientaciones ocupacionales. Carlos Mario dio gracias primero a Dios y segundo a la Fundación Matamoros, por poder cumplir el primero de varios sueños.


Este militar no la ha tenido fácil. Viene de una familia humilde de Cartagena, Bolívar y bien joven se enlistó en el Ejército Nacional, prestó sus buenos oficios en Santuario, Antioquia. Este soldado mientras  salvaguardaba la zona rural del municipio fue sorprendido por una mina antipersona y afectó su extremidad inferior izquierda.


Tal como lo dijo en el discurso de la ceremonia de graduación, a la que también asistieron otros 67 veteranos de la Fuerza Pública y esposas de los héroes algunos se graduaron de manera virtual, "fue un duro golpe emocional en mi vida, que poco a poco fui superando con la ayuda de mi esposa", expresó el militar.


Ahora Ribón mira hacia adelante con seguridad, y entre sus planes está seguir con sus estudios de gastronomía, pues según relata, en todo el tiempo de rehabilitación descubrió sus talentos en la cocina.


"El conocimiento siempre suma en la vida, y este paso servirá para seguir con la educación técnica, tecnóloga o profesional", fueron las palabras de la señora Marcela Rodríguez, miembro del comité directivo de la Corporación Matamoros y esposa del ministro de Defensa, Diego Molano Aponte, en su discurso en la emotiva ceremonia. Mensaje que recibió con agrado Carlos Mario, quien le agradeció personalmente a Marcela Rodríguez cuando recibió de sus manos el diploma de bachiller.


La Corporación Matamoros, adscrita al Viceministerio de Veteranos y el GSED del Ministerio de Defensa y la DIVRI, han beneficiado a 586 veteranos de la Fuerza Pública becándolos para que culminen su bachillerato desde el 2013, en alianza con la Fundación Motorola Solutions. 


Estos hombres y mujeres de la Fuerza Pública nunca dejarán de ser soldados y policías en su corazón.

 

COMPARTIR